viernes, 31 de diciembre de 2010

Lo que me trajo el 2010

El comienzo de año fue muy bueno, recién llegada de Cuba de estar con mis seres queridos, llegaba a España el día 31de Diciembre. Recibí el año con muchas ilusiones y toda la energía que mi familia cubana me regaló.
El año, ha pasado sin glorias y con algunas penas, noticias tristes me fueron dadas en los primeros meses que me hicieron replantrearme muchas cosas, el tiempo pasó, las noticias fueron digeridas y almacenadas en un pedacito de mi cuerpo.
El verano trajo nuevos aires, esperanzas y deseos renovados, mi cuerpo cambió, me sentí otra y me vi como antaño, volvieron a mi vida ganas de salir a comerme el mundo, de amar, de mirarme en un espejo, de disfrutar de la vida y nuevas noticias  abrieron puertas y ventanas a mi cuerpo para dejar salir las ilusiones que habian sido guardadas en él.
El otoño transcurrió tranquilo y sin aspavientos hasta la llegada de Diciembre.
Este ha sido un mes raro, he estado bastante triste y a pesar de eso, me he vuelto a ilusionar, he conocido gente nueva a las que considero mis amigos, estos han sido sorpresa; todavía quedamos buenos. He encontrado a antiguos conocidos a los que antaño no pude llamar amigos, pero que han llegado para instalarse en mi corazón, algunos de ellos bien profundo.
La vida te da sorpresas, como diría "Pedro Navajas". Sorpresas gratas que me dio este año y que quiero agradecer con estas palabras.
Este agradecimiento lleva muchos nombres, que si menciono, esto se va a alargar demasiado. A todos los que han estado a mi lado, en especial a mi esposo que siempre ha sido, es y será mi apoyo incondicional, a la persona que es él y al amor que me profesa, a mis amigas (ya saben ellas quienes son), a mis familiares aunque estén lejos, a mis queridos faceboquianos, de Europa, Asia, el Continente Américano y Latinoamericano, cubanos de dentro y de fuera, mis amigos todos, y a mi misma.
Gracias por el año que me habéis dado, todos estáis en un pedacito de este año en mi memoria. Les deseo lo mejor del mundo a vuestras familia y vosotros mismos; un beso bien rico a lo cubano. Y Feliz 2011!  

sábado, 25 de diciembre de 2010

Cuando te encontré

Entraron por la puerta a las 13:30 de un miércoles muy caluroso para ser Abril. Su amigo se sentó a esperarle y él se dirigió a la mesa indicada;  ella le sonrió como a un cliente más, le indicó que tomara asiento y él, escueto, le dijo cual era la cifra que necesitaba. Cinco minutos mas tarde, salían por la puerta y ya ni se acordaba de ella.
Volvería al día siguiente a realizar la misma operación pero ya estaba sobreaviso. Su amigo le había dicho que era una chica agradable y sus ojos tenían vida propia.
Esta vez entró con tranquilidad, pidió ser atendido por ella, aunque tuviera que esperar a que terminara con el cliente anterior. La miró, con timidez, de forma rápida, repitió la rutina que ya sabía y volvió a salir por la puerta.
Se iría al día siguiente a su país pero aún volvería para despedirse.....

viernes, 24 de diciembre de 2010

Ya no estás!

Te llevaste mi inspiración, una madrugada y no tengo muchas ganas de escribir. Aplastaste ilusiones y alegrías que vivían en mi cuerpo como algas unicelulares en el oso perezoso.
Espero que todo vuelva a su lugar, cuando los días pasen y mis ojos se acostumbren a no verte, o por lo menos pido por favor que sea así. Necesita mi cuerpo un descanso largo, profundo, para acostumbrarse a no saberte, a no sentirte. Si tiene que ser así ....cuando mi cuerpo repose, ya no te echaré tanto de menos en las mañanas de tertulia y volverás a ser, lo que siempre fuiste. Un recuerdo lindo, que no pudo ser.

martes, 21 de diciembre de 2010

Decir por decir!

No!
He dicho no! Alto y claro!
Digo que no, porque estoy cansada,
que no, porque me canse de llorar.
Digo que no, a las palabras dichas por decir;
que no, porque también quiero ser feliz,
porque no merece la pena,
que no, porque no estás aquí.
 No!
Quiero ser feliz y reír de nuevo,
los días de tristeza quiero dejar atrás,
no quiero palabras dulces, sin dosis de realidad;
no es lindo ver amaneceres grises,
esperando frases que no serán dichas con verdades.
Quiero ver el sol, amar y ser amada!
No quieres decir te amo! No uses la palabra en vano!
Mejor no digas nada y sigue siendo feliz!

lunes, 20 de diciembre de 2010

Reflejo

Desde mi ventana veo la gente caminar, la ciudad tiene vida, esa que a mi se me escapa.
Van pasando las horas, y mis años van caminando como los transeúntes que veo desde aquí .Quiero detener el tiempo, que pase lento mientras espero, no veo con claridad en que consiste mi espera, pero deseo que sea algo profundo, claro y transparente como el agua de los ríos.
Quiero esperar tus besos, dentro del agua, por si sucede alguna vez. 
Quiero tener en mi mente esa imagen para que luego, no me agarre por sorpresa. La hago realidad cuando te siento y cuando te hablo, veo tu reflejo en el agua y en mi pupilas, esas que sin verte, te conocen de memoria.

domingo, 19 de diciembre de 2010

Diddy - Dirty Money - Coming Home ft. Skylar Grey

MARIQUITA MARIA

Mariquita, Maria, ¿donde está el hilo?
-Madre, las cucarachas se lo han comido.
Niña, tu mientes,
que las cucarachitas no tienen dientes;
anda , embustera,
que las cucarachitas no tiene muelas.

Anónimo

(Recogido de un libro de mi infancia. "Habia una vez" de Herminio Almendros)

Donde?

Donde fuiste?
Te perdí una tarde de esperanzas y bonitas declaraciones. Por que te vas y apareces preocupado como si en algo te importara?
Donde fuiste? Si dejaste mi corazón esperando las palabras mas bonitas que lo hacían latir. Donde fuiste, después de depositar anhelos en mis ojos y nervios en mis manos?
Te fuiste, como era de esperar, nada es verdad cuando la distancia es tan grande.
Ojalá un día logres explicarme. Donde y porque te fuiste?

sábado, 18 de diciembre de 2010

La inocencia que se va.


Salía de casa de Mario cuando Manuel, la vio con su vestido rosa y un sombrerito amarillo. El no se daba cuenta de tantos detalles lindos en ella, solamente sabía que le gustaba y corrió por la acera para saludar.
 
-Hola Alba, me alegra verte.
-Gracias Manuel, a mi también- respondió Alba con una amplia sonrisa, que dejaba ver unos diminutos dientes separados.
 
-Te invito a tomar un helado Alba, acaba de llegar el carrito a la esquina. Mi abuelo me ha dado algo de dinero. ¿Vienes? – pregunto Manuelito con un billete de un peso dando vueltas por su mano.
 
-Si Manuel, espera solo un momento que aviso a mi madre que llego hasta la esquina contigo.
 
Al cabo de los cinco minutos estaban los dos sentados en los escalones de la señora Josefa que vivía justo al doblar.
 
¿Te gusta el helado Alba? – le soltó cuando la vio dar el primer lengüetazo.
 
Si - respondió ella - Te dije que era mí preferido, el de fresa.
 
Manuel la miró y pensó que esa era su oportunidad, porque había esperado toda la primavera para decirle esto, justo desde el día que ella vino a vivir al barrio.
 
-Alba, debo confesarte algo. – Ella lo miró y con toda la inocencia de la edad, asintió.
 
El se armó de valor, porque por primera vez le diría esto a una chica. Abrió la boca y le susurró sonriendo.
– Me encanta tomar helado contigo.
 
Sonrieron el uno al otro, se levantaron y echaron a correr.


Con noticias en las alas

El pájaro voló y en mi mano se posó, me trajo las noticias que al oído susurraste. Me dijo que me quieres, que lates por mí.
No cabe en mí tanta alegría, por ti, late también mi ser. Ya somos dos!
Al ave, la mandaría de vuelta, pero tengo miedo que pierda mi mensaje en el camino, mejor me la quedo y si no vuelves, conservaré algo de ti. Tu mensaje, que trajo a cuestas en sus alas y un te extraño en la mirada.

Pregunta sin respuesta!

Paso a paso recorro la distancia que nos separa, una distancia infinita, porque nunca llegaré hasta donde estás; ahora mismo es solo una ilusión.
Miro el reloj a cada minuto y pienso en que el tiempo es infinito, perverso e imposible.
Voy caminando por calles desoladas temprano en la mañana sin más compañía que un perro y su dueño en la acera de enfrente. Mi noche ha sido corta y dio paso a un día de coches helados y de hojas caídas, la casa me caía encima y he salido a deambular, veo nubes en el cielo que lo cubren todo de gris, en perfecto balance con mi estado de  ánimo, y; diferente, solo un atisbo de claridad solar que se abre paso en el horizonte.
Vuelvo a recordarte mientras camino. Lo que sé de ti, lo repaso como si de una materia del colegio se tratara. Ya que no te voy a ver necesito recordar lo poco que se de tu vida, pasaran mucho años, tal vez toda mi vida o la tuya, hasta que sepa nuevamente de ti, solo sabré los años que cumples y cuando será, nada más. Seguirás siendo feliz, como hasta hoy, y yo también, porque no? Solamente me preguntaré eternamente donde quedaron los sentimientos?

viernes, 17 de diciembre de 2010

Sentir!

Ruedas por mi cuerpo como el agua en la garganta de un sediento, como rueda tu recuerdo por mi mente. Acerca tus manos y siente como tiemblo! Es por ti!
No te alejes por favor, necesito saber que estas cerca, el tiempo sin escucharte se hace eterno y duele en el fondo de mi alma.

jueves, 16 de diciembre de 2010

Duele!

Duele haberte encontrado.
Duele sentir que no significa nada más que eso. Un recuerdo!
Duelen tus palabras dichas para agradar sin sentimientos dentro. Estoy confusa, no se si es el tiempo gris y frío que me está afectando.
Estoy tratando de luchar contra este dolor. No quiero sentir esto que siento, o si?. Necesito días completos y noches de sueño profundo para que al levantarme no me duela otra vez. Desazón en mi corazón y nervios a flor de piel, aunque lloro muy a menudo, me noto más sensible y hoy he vuelto a llorar.
La tarde se volvió larga sin más compañía que tu recuerdo y mi almohada, creo que te idealizo, no te conozco en realidad, me aferraré a este sentimiento para que al final cese....
 Busco la manera de volcar mis sentimientos en estas palabras y llegar describir en toda su magnitud esto que me atormenta, al final es horrible ser tan pasional….
Lo acabo de descubrir! Mi corazón es un ser independiente con vida propia! Y es mi enemigo, me odia. Se confabulo contigo para asesinarme, me está dando puñaladas!


Llegué por el dolor a la alegría. Supe por el dolor que el alma existe.
José Hierro

A casa por navidad!

Se ha levantado temprano y me ha colado café!.  Lo ha traído a mi cama y se ha sentado a mis pies a conversar. –A lo lejos canta un gallo porque es la hora, las 6:30 de la mañana-. Sostiene mi taza para que yo me incorpore, se me escapa un bostezo, me estiro perezosa y le sonrío. Abre un poquito la ventana y se me cuela un rayo de sol que va directo a mi cabello.
Se acerca a mí, me acaricia, me mira con ternura y nos abrazamos, huele a frescura de la mañana, a amor infinito!
Aquí si duermo bien, a pierna suelta!
Nos ponemos a hablar de la vida de las dos, de la mía tan diferente y para ella interesante y de la suya, que no tiene cambios, es tal y como yo la recuerdo.
Siento paz, este lugar me relaja; necesito sentir esto a menudo. Mis nostalgias no existirían….
Pronto estaremos juntas, te lo prometo mamá!
Porque ese es mi lugar, porque os quiero y os extraño, porque me falta algo que esa tierra me devuelve cuando estoy presente. Porque es navidad y hoy me encuentro triste y porque ese trocito donde ustedes habitan es mi lugar…..



miércoles, 15 de diciembre de 2010

Placer


¡Estoy sudando!

Mi cuerpo se mueve despacio, rico, a tu compás. No cesas de recorrer cada rincón de mi espalda con tus manos, cálidas y llenas de malas intenciones. Te dejo hacer, disfruto, me pierdo.

He esperando tanto este momento....

No recuerdo cuando te pedí que vinieras, creo que de hecho no lo hice. Lo único en lo que pienso es en que estás aquí.

Te siento respirar, suave, pareces un cachorrillo en busca de alimento. Vas recorriendo con pequeñas ráfagas de aliento, mi nuca, el cuello, mis pechos, anhelantes. Mi corazón está desbocado, respiro como presa escondida de su cazador, me muevo, de nuevo a tu compás.

Acaricias mi cabello y vuelvo a besarte como si me fuera la vida en ello, tu boca es suave y besas bien, justo como deseé.

¡Cuántas ganas de este encuentro!

Siento humedad por todo el cuerpo; sigo sudando, abro los ojos, despacio, no quiero dejar escapar el momento con la rapidez de un pestañazo.

Busco de nuevo tu boca, la necesidad de arrancarte un beso es casi igual que la de respirar, pero no la encuentro. Me incorporo con un tin de desespero. En el lecho, las sábanas blancas cuelgan solas por los lados, te busco con la mirada enrarecida por el placer.

Te busco y me golpea la certeza de que todo fue un sueño.

Caigo despacio en la cama, paso mis manos por la frente, fría, cae una lágrima.

¡Estoy despierta!

lunes, 13 de diciembre de 2010

Despertar

En el fondo de mi alma guardé durante años este sentimiento que hoy, veo algo más  claro. No se si era por la edad, por la mía o por la tuya en aquel entonces, que las cosas no fueron claras. Tal vez mi timidez o tu madurez jugaron con nosotros como la araña juega con su presa en la telaraña.
Han pasado los años y el sentimiento que creíamos muerto,  floreció, estaba hibernado como los osos, o por lo menos es lo que parece. Solo que no ha llegado la primavera para despertarlo, ha sido el frío invierno el que lo ha traído de vuelta.
Este sentir nuestro tiene vida propia, es cálido como el latir de un corazón, la prueba está aquí, en nuestras primeras palabras, a las que tememos, y las que no sabemos que sentido darles. Todo se vuelve interrogantes. Lo calmará un beso? O por el contrario nos arrastrará como la crecida de un río si nuestras bocas se encuentran, buscando respuestas?.
Me duele el pecho escribiendo estas palabras, mis manos se enfrían y mi estómago salta, como las mariposas lo hacen de flor en flor. Tampoco para esto encuentro respuesta…..la vida está llena de incógnitas.
Y creo que aunque no queramos darnos cuenta, las respuestas están ahí!

viernes, 10 de diciembre de 2010

El circo


¿Por que mi vida tiene que ser como la del payaso, cuando estaba destinada a ser como la del mago? Recibiendo aplausos del gran público, perfecto espectador de mis logros y buenos trucos!
Sin que me diera cuenta mi reparto cambió. Del día a la noche dejé de ser mago para convertirme en payaso, poniendo buena cara cuando en realidad tenía ganas de llorar, riendo cuando estaba triste y alegrando las vidas ajenas, cuando la mía era un  hueco gris de tristeza y llanto silencioso.
Esta es la vida que escogí, cuando aún estaba a tiempo de cambiarla.
Tener hijos y ser una mujer maltratada te lleva por este camino, que tiene salidas pero son difíciles de encontrar.
Tenemos que ser fuertes y pensar que poner cara de payasos a nuestros hijos no les ayuda, ni nos ayuda frente al problema. Hay que luchar para volver a ser magos; por sacar de la chistera nuestra voz y hacernos oír y valer.
Es la mejor y única manera de enfrentarnos al domador y decirle basta ya!.
(en honor a todas la mujeres que han muerto este año,  por violencia de género o violencia machista)

lunes, 6 de diciembre de 2010

Vejez


¿Por que se sienta usted en ese banco?  - dijo una niña al señor solitario que se encontró en el parque.

!Porque os veo desde aquí!- respondió el señor.

¿Y eso que tiene que ver?, dijo a su vez la infante.

Pues tiene que ver que así no me siento tan viejo,  que así no estoy tan solo, además tengo algo que ver; porque en mi ceguera, los que ven son mis oídos y escuchar a los niños reír es hoy por hoy, lo único que me ayuda a vivir.


Apis mellifera: El día que deje de ser Jardinera!

Quiero ser jardinera!.   
Me decía siempre cuando iba al huerto escolar. Me encantaba ver las hojas llenas de rocío cuando me correspondía ir en horario de la mañana y también el que amanecía en las hojas del platanillo del jardín.
Mi madre siempre tuvo un patio lleno de flores y en el jardín de la casa de mi abuela, no cabía una planta más de la flor de la mariposa. De hecho era su preferida, igual que la mía.
El camino a casa de estaba flanqueado a cada lado por malvas silvestres, margaritas y morivivíes, estas últimas eran el gran acontecimiento de mi recorrido y me hacían tardar más de lo habitual, porque por supuesto me detenía a tocar cada una que encontraba intentando descifrar porque se cerraban al ser tocadas, como un ciempiés o un caracol, cosa que hasta hoy no he logrado saber, pero que dejé de intentar hace muchísimos años.
Ayudaba mucho en la jardinería en casa, era de mis tareas favoritas del hogar. Este oficio me gusto hasta el día que corriendo por aquel camino hecho por el paso de los pueblerinos una y otra vez, la toqué con la mano.
Yo la conocía, aunque no personalmente. Mi padre me había hablado de ella alguna vez y yo a decir verdad había visto a sus hermanas, pero de lejos.
Esa mañana corría yo, por aquel camino como Caperucita Roja, para ir a visitar a mi abuela; a falta de lobo, ella apareció. Estaba tan tranquila que yo no tuve tiempo de verla, cuando sentí el dolor en la mano, solo vi una pequeñísima punta marrón en la palma, el dolor se hizo horrible en cuestión de segundos, la mano se alteró y cambió del carne al rojo en menos tiempo.
Ese día descubrí lo que era una abeja y también que mis días como jardinera habían terminado.



miércoles, 24 de noviembre de 2010

A través de la ventana


-Ofelia, que miras a través de la ventana? – Nada. No miro nada mamá! 
 -Y por qué te pasas tanto rato mirando fuera como si esperaras a alguien?
- Porque espero a alguien mamá! .
Espero al que va a llevarme de la mano por el resto de mi vida, al que me dará besos apasionados algunas tardes en el parque y me pedirá que sea suya, a ese que me verá envejecer, que me verá triste e ilusionada, con arrugas en el rostro y con el cabello blanco. A ese que me dejará ser Ofelia, sin importarle nada más, que me dará libertad para tomar mis decisiones y me aceptará como soy. Espero a mi príncipe azul!. Porque de pequeña tú me dijiste que existían! Y eso es cierto, verdad, mamá?

domingo, 21 de noviembre de 2010

Yo

No me digas que me viste andando con la cabeza baja, con el semblante triste. Dime que me viste sonriendo, como soy, como un pájaro en el parque, en una tarde de sol. No solo me veas triste porque así estoy muy poco. Quiero que me veas sonreír y que me recuerdes feliz, porque así es mi corazón, aunque a veces tenga ganas de llorar! Porque mi alma es más deshielo de primavera, que hierba cubierta de nieve en invierno.

lunes, 8 de noviembre de 2010

Zapato.

       Yo lo recuerdo tierno, una persona excepcional, inteligente, sensible, cariñoso y algo dado a los licores como Baco, el Dios de la mitología. En realidad este último recuerdo es de mayor, pero no por ello voy a dejar de mencionarlo.
      De pequeña mi manera preferida de llamarlo era “Zapato”, no sé por que me dio por llamarle así, pero sucedió, en casa, hacia mucha gracia y como yo era tan pequeña nadie se ocupó de buscarle una explicación que fuera coherente.
      Mis recuerdos con él, no van y vienen como muchos de mi infancia, mis recuerdos con él son persistentes como las manchas de mamoncillo, siempre están ahí, no hay nada que los borre ni siquiera que los haga más suaves, están muy frescos en mi memoria, imperecederos.
     A estas alturas creo que fui el hijo varón que no tuvo, yo fui un bulto en un costado que nunca se pudo, ni se quiso quitar y siempre decía de mi que parecía una gata porque no dejaba de darle arrumacos y caricias y sobretodo cuando se afeitaba me pasaba largos ratos besándole y pasando mis manos por su piel suave y con olor a aftershave.
    Recuerdo cuando aprendí a leer de corrido, siendo una niña; su enseñanza fue implacable, me hacía repetir una y otra vez, relatos completos, para que hiciera las pausas necesarias y no me quedara sin aire en mitad de una oración. Mi primer libro, fue un regalo suyo, igual que mi primer reloj, el que recuerdo como si lo tuviera puesto ahora mi en mi muñeca. Era plateado, con la esfera cuadrada, verde y una mariposita dentro que se movía al compás del minutero, la pulsera era de cuero negro. Mi libro preferido de adolescente me lo regaló él también, se llamaba “ La única”, era la historia de una chica de mi edad y fue mi preferido, en esa etapa de mi vida. Juntos, íbamos al quiosco a por el periódico del día y mis revistas, Zúnzún y Sputnik, que me encantaba coleccionar, hacíamos practicas en el campo de tiro los domingos, y también en el quiosquito de la esquina donde te daban regalos por cada diana que acertabas. Salíamos a cenar a la ciudad cuando cobraba porque mi hermana ya estaba en la universidad y mi madre trabajaba hasta tarde; limpiábamos juntos el jardín, yo le veía arreglar la radio, soldar alguna cosa que lo requiriera en casa y me encantaba estar con él, hacíamos tantas cosas juntos.......Hoy tengo otra vida, pero esos recuerdos también me alimentan, son los recuerdos de lo que soy, de por que he llegado a ser esta persona; siempre se puede mejorar, es necesario para avanzar en la vida, él también me lo enseñó.
    Por supuesto estoy hablando de ti. Fuiste el complemento de los guías que todo ser humano necesita, madre y padre. Fuiste, eres y serás vital y esencial para mi. Pienso que lo hiciste bien, aunque hay algunas cosas que pudiste mejorar, cosas que has aprendido a cambiar con los años y de lo que me alegro, como creo que no me alegraré tanto de nada en esta vida. Hoy no estoy aquí para reprocharte ni criticarte nada, sino todo lo contrario, hoy estoy aquí entre estas líneas que ahora lees, para decirte, que eres mi zapato preferido, ese que se adapta a ti tan perfecto que nunca te lo quieres quitar, que te quiero más que a mi misma y que aunque ya no me acurruque cada día entre tus brazos, pienso en ti constantemente, pienso en ti en millones de cosas que hago en mi vida cotidiana, pienso en ti cuando escribo y también cuando leo, simplemente pienso en ti. Te dedico estas líneas siendo consciente de que este resumen deja perdidos en alguna parte millones de recuerdos alegres y tristes de nuestras vidas.
   Solo quería decirte “ Papi te quiero”.

jueves, 4 de noviembre de 2010

El don de dar la vida

La vida es un sacrificio, desde el momento mismo de la concepción e incluso antes, hasta que el mundo se para y dejas de existir. El tiempo que dedicas a la crianza de un ser vivo, en este caso de tu hijo no es tiempo perdido, todo lo contrario, es reconfortante, pero también agotador, te da alegría y te da penas también.
Cuando el reloj biológico ha recorrido el tiempo adecuado y sientes que estás preparada para ser madre, comienza una carrera de fondo muy larga y dolorosa, sobre todo para aquellos que por vía natural no pueden traer al mundo a un bebé.
En la vida, no siempre encuentras a personas que entienden lo difícil de este proceso, por suerte esta falta se compensa con el apoyo de familiares, buenos amigos y tu otro yo, tu media naranja.
Por muy lento que recorras este camino, siempre encontrarás un arroyo donde calmar tu sed, un hombro donde llorar tus llantos, una mano que te rozará la espalda y te hará sentir mejor, unos brazos que te rodearan en un cálido y sincero abrazo y otros tirarán de ti para ayudarte a avanzar cuando ya no tengas fuerzas para seguir. Entonces, en la recta final, es cuando das por buenos los sacrificios, cuando ya nada te parece tan malo, cuando te sigues sintiendo con el ánimo necesario para seguir y seguir.......en ese instante, das un recorrido por todos los retratos que guardas en tu memoria y les pones caras a esas personas que estuvieron contigo en esa etapa tan difícil, solo entonces, ves, a los que de verdad quisieron estar ahí!

domingo, 17 de octubre de 2010

Viva y Muerta (continuación) part II

Con el frío en el cuerpo y las piernas cual potrillo recién nacido, después de haber visto aquella lápida con mi nombre, me armé de valor y giré la llave en la cerradura oxidada que se negaba a permitir el paso a cualquier intruso después de tantos años de fiel y acérrima guardiana. Después de varios intentos, y, de estar agotando mi paciencia, di el último giro y logré abrir...
Ante mí, se alzaba una escalera de madera tallada en el mismo estado viejo y polvoriento que el resto de la casa que había llegado a ver. Las ventanas, cubiertas con cortinas que solo servían como rellenos de colchón y unos muebles muy antiguos y tan lindos como nunca había visto, estaba segura que eran de muy buena calidad a pesar de su estado lamentable. Aún así estaba convencida de que mi abuela había tenido muy buen gusto, y mucho, muchísimo dinero; el que por supuesto no se había gastado en su hija y en la nieta que nunca conoció. Por ello no lograba entender cual era el significado de dejarme como heredera de aquella casucha en ruinas, si nunca se intereso por conocerme siquiera.
En lo alto de la escalera, pero en el centro del techo colgaba una lámpara con cuentas y lágrimas de cristal, le faltaban algunas pero aún así seguía siendo preciosa, cubría los peldaños una alfombra de colores muy vivos, granates, naranjas y verdes; no lograba discernir el significado de los dibujos porque parecían ser algún tipo de pintura abstracta, lo único inteligible, pero carente de sentido para mí eran unas palabras bordadas en el comienzo del ascenso, “Bienvenida a tu nueva vida”. Que se suponía que quería decir aquello? Porque la abuela vivía en aquel lugar tan extraño?.


Eso era algo que tenía que descubrir...

Viva y Muerta.

Introducción..

Siempre fui una niña alegre, llena de vida, amante de la naturaleza y los animales, como cualquier muchacho de mi edad. Las mañanas soleadas eran para mi un festín donde descubrir insectos en el jardín y cazar mariposas de colores, que era mi actividad favorita los fines de semana.
Esto distaba mucho de mis sentimientos por las noches lluviosas y de tormenta, a las que tenía verdadero pavor. Siempre creí que algo me rondaba cuando aterrada, me tapaba de la cabeza hasta los pies al irme a dormir. Temía a la oscuridad, en ella había algo tenebroso e inexplicable para mí, y a la vez algo que sentía atrayente e invocador. Teníamos vínculo, conexión....

jueves, 14 de octubre de 2010

A mi madre


Las horas pasan sin que llegue el momento de estar junto a ti. 
Cuando pienso en lo lejos que estamos, me doy cuenta que nunca te he dicho suficientes veces te quiero, te necesito, gracias por estar ahí, gracias por ser mi apoyo incondicional y por haber dejado de ser tu para ser yo. Tampoco te dije cuanto me gustaba reírme con tus payasadas, que me acariciaras el cabello cuando me acostaba a tu lado y que fueras mi mayor apoyo en los momentos tristes por los que me ha tocado pasar. Aún así, a pesar de mis reproches y mis peleas, se, que sabes, cuan fuerte, puro e infinito es mi amor por ti, sabes que siempre estás en mi pensamiento, como con seguridad estoy yo en el tuyo.
Lo nuestro es una relación como las de la gran pantalla, igual a las novelas antiguas que tanto te gustan, como aquellas en las que luchas contra viento y marea por el ser amado.
Este es nuestro amor, el más bonito que existe, el más cálido, y desinteresado en la tierra, en el mar y cada espacio que esté por descubrirse. Porque los otros, también son amor, pero de otra índole y sin esa conexión que se creó cuando me llevaste en tu vientre.
Porque eres mi madre y yo tu hija, porque para mí eres perfecta, la dulzura hecha persona, la pasión y el sacrificio, quiero dedicarte estas palabras desde el fondo de mi corazón, porque te lo mereces y porque aunque estés muy lejos hoy de mí, te llevo en mi pensamiento y lo haré en cada rincón de mi cuerpo hasta el final de mis días.

jueves, 30 de septiembre de 2010

Viva y Muerta

Domingo de Resurrección 09 de Octubre de 1980.
Mi nombre es Ofelia Averhoff Aguilera, cumplo hoy los 18 años y soy quien narra esta historia.
Caminando por la senda de la derecha, encontré una reja oculta entre maleza y telas de araña. Era la entrada de una casa enorme de dos plantas y con muchas ventanas, era lo que pensaba encontrar, solo que no en tan mal estado. Flanqueándola habían una reja, con el cierre oxidado y viejo, me fue imposible abrirlo y por ello trepé como pude por los huecos de la construcción, haciéndome una enorme brecha en la mano.
Al otro lado, me esperaba un jardín con aspecto casi de selva amazónica y una vieja fuente de una niña que sostenía un pájaro en la mano. Estaba tan descuidada como todo su alrededor y a la niña le faltaba horrorosamente la cabeza. Al final del camino, ya perdido por la mala hierba estaba la casa que vi desde fuera, su aspecto era más que lamentable, pero no era de extrañar porque había estado cerrada 15 años como mi madre me contó aquella misma mañana en un telegrama que decía. – Ha llamado un abogado anoche ya muy tarde para contarme que tu abuela ha fallecido. No ha querido darme detalles por sobre las circunstancias de su muerte, pero me pide que te envíe a su casa a poner en orden algunas cosas. Al parecer, eres su heredera universal. También envío la llave. Te llamaré. Mamá-
Avancé cautelosamente por el camino apenas visible, por la mala hierba que se había establecido allí después de tantos años y me detuve frente a la puerta de madera oscura, hurgando en mi bolsillo, donde había puesto la llave esa mañana.
Ahí esta yo, a punto de encontrarme por primera vez con los recuerdos de una abuela, que no sabía que había existido, hasta esa misma mañana. Ahí estaba, sin saber que me encontraría al cruzar aquella puerta.
En el Jardín a mis espaldas una lápida que decía. -
Ofelia Averhoff Aguilera 09 Oct 1962 - 09 Oct 1980
No había nada de extraño en encontrarse una lápida en un sitio como aquel.Antiguamente muchos enterramientos se hacían en los jardines y patios de las casas. Solo había una cosa fuera de lugar, el nombre de la persona que rezaba esa lápida, era el mío. Ofelia Averhoff Aguilera, era yo y aquel, el día de mi propia muerte.

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Siempre hay luz al final del Túnel.


Luchando estoy por encontrar la salida de este hueco en el que caí hace unas semanas, o por lo menos eso creo. Tengo la carne dolorida, tanto, que parece que no es mía en ocasiones, el cuerpo no me pertenece, no me puedo mover a voluntad, seguro las ojeras son como las de un elefante, porque no me las puedo ver, pero las presiento.
Me estarán buscando en casa?, me pregunto a cada segundo en esta oscuridad, imponente y llena de ruidos raros y con eco.
Esta zona está muy profunda!.- digo en mi mente, intentando tomar conciencia del sitio donde estoy metida.- Solo que no se salir de aquí, no encuentro bocanadas de aire fresco, ni de calor que me marquen el camino de salida. Solo siento frío, un frío que me cala los huesos y también me ha hecho perder la noción del tiempo y ya ni los días transcurridos me parecen exactos. Estoy a punto de fenecer, lo sé, lo siento, no dejo de pensar en las cosas que dejaré en este mundo, mi marido, mis padres y mis hermanos, mis queridos amigos, me perderé los atardeceres y los paseos por la ciudad, el hijo que nunca tuve, en fin, mi vida entera se irá sin pena ni gloria, si no me encuentran pronto.
Siento un dolor sordo en el vientre , y me retuerzo en mi subconsciente, inconscientemente rompo a llorar porque estoy desesperada.
De repente, siento un golpe caliente en la mejilla, y otro y alguno más, intento abrir los ojos y veo que hay una claridad dolorosa, me es imposible abrir los ojos. Logro distinguir una silueta frente a mi, y otro golpe fuerte en mi mejilla llega sin esperalo.- Silvia, despierte- despierte. – Me escucha?. - despierte, despierte.- Cuando logro abrir los ojos después de tanto golpe. Ahí está!. Es mi médico, me han sacado del coma. He estado a punto de morir en el quirófano, ahora, ya estoy bien. - En unos minutos los traerán.!- dice.
Has estado a punto de morir, porque el parto ha sido muy complicado. Ahora estás fuera de peligro. Enhorabuena! Han sido gemelos!!

miércoles, 1 de septiembre de 2010

Llegada del Otoño


La mañana se abre paso, gris y algo fresca, señal de que el Otoño está tocando a las puertas del verano para que este le de relevo. El otoño, también es una estación bonita, aunque el color predominante comience a cambiar del azul, amarillo y verde al gris con algunos ratos en amarillo. Personalmente, deseaba mucho que llegara esta fecha, cuando esperas algo ansiosamente, la percepción es, que el tiempo no pasa y lo ves cada vez más lejano.
Así, ha llegado el penúltimo día de Agosto, un día que veía lejano en Febrero, pero que finalmente llegó y pasó. Con él vinieron buenas noticias, más de las que esperábamos, noticias esperanzadoras.
La vida está llena de momentos duros, acontecimientos tristes, momentos inolvidables y también inevitables; siempre pensamos que no nos tocará pasar por los duros, pero, si que nos toca, siempre, como a cada ser humano que habita esta tierra, aunque también están los otros, los lindos, dulces, que te hacen reir, amar, llorar…..
Me deseo suerte en esta etapa, a mi chico y a mi misma, tenemos fe, toda la del mundo, pedimos que el futuro se siga presentando tan abierto y luminoso como ahora lo vemos. Esa también es la vida, esperar que todo salga como deseas.

martes, 10 de agosto de 2010

Luz desde mi ventana



A veces pienso que no se que haré si decides irte algún día, ya se que aunque lo piense no podré hacer nada, porque en ese momento no recordaré ni quien soy, de donde vengo y hacia donde voy.
Tu siempre me acompañas en mis soles y lunas, también estuviste en mis primeros días aunque todo era muy confuso en aquel entonces, estuviste cuando crecí, cuando me fui al colegio, me ayudaste sobremanera a superar mi etapa de adolescente,juventud y ahora este estado adulto en el que me encuentro, o por lo menos eso creo.
Siento que algunas veces me abandonas pero cuando doy un giro y miro desde fuera mis recuerdos, vuelvo a sentir que estas ahí.¡No te consideré nunca de primera calidad!, pero en verdad, reconozco que no estuviste mal, salimos juntas de muchas batallas, algunas demasiado largas, y otras, sucias y penosas, pero me arrastraste al final del camino donde había flores de colores y un hombre que me amaba.
No quiero que te vayas nunca, necesito que existas para sentir esto que siento por él, para sentir que hice algo bueno con la vida que me ayudaste a vivir durante tantos y tantos años, para conservar estos recuerdos que guardo de mi familia, de mi tierra, mi vida actual, no te vayas a ninguna parte sin contar conmigo, hay muchas cosas que quiero trasmitir y cuento con tu apoyo, eres vital para que yo siga viviendo y recopilando recuerdos.
No me dejes como a aquellos a los que abandonas cada día teniendo que sufrir esa terrible enfermedad que es el Alzheimer porque aunque ellos han guardado bajo llave, forzosamente su presente, su pasado sigue ahí, pujando por salir.

jueves, 5 de agosto de 2010

Belleza

He estado leyendo hace un momento un artículo sobre el culto a la belleza en un blog, y lo he cogído prestado para compartirlo con las persona que léan mi blog, solamente me ha parecido curioso el tema ha tratar....



LAS VENTAJAS DE LOS GUAPOS O EL CULTO A LA BELLEZA .

“Los guapos (las personas bellas) tienen más posibilidades de salir triunfante en las discusiones y de convencer a los demás. La gente les cuenta secretos y cosas sumamente personales. En realidad, lo que ocurre es que todos quieren complacer a los guapos, hacer gesto conciliatorios, dejarse convencer, contarles cotilleos y, literalmente, dar marcha atrás cuando los ven por la calle”.

Esto señala Nancy Etcoff , profesora de la Facultad de Medicina de Harvard. Ella comenta que los guapos quizás convenzan no por su aspecto, sino con su inteligencia o la fuerza de su personalidad:

“De hecho, las personas atractivas suelen sentirse más a gusto con los demás, más seguras, y no temen las opiniones negativas tanto como la gente que carece de atractivo. Suelen pensar que son dueños de su propia vida, no simples caprichos del destino y las circunstancias, y tienen más tendencia a imponerse”.

En ocasiones, en la consulta médica, en oficinas de gestiones burocráticas o en el salón de una tienda, he tenido oportunidad de constatar ciertos privilegios que genera la belleza. La mayoría de la gente se esfuerza más en atender, o darle explicaciones, a las personas de rostro y cuerpos hermosos. Nancy Etcoff, con mirada provocadora, ingeniosa y perspicaz, trata de demostrar científicamente la razón de esa actitud en las páginas de su libro La supervivencia de los más guapos . La ciencia de la belleza (Editorial Debate, Madrid, 2000).

viernes, 30 de julio de 2010

Más torcido que derechos

Foto tomada de la red
Haciendo reflexiones sobre la última publicación de la revista católica cubana, Palabra Nueva”….
No nos merecemos los cubanos que de una vez se piense en nosotros como pueblo, como personas, como ciudadanos?
El artículo que acabo de leer en la publicación del día de hoy 30/07/2010 en el Nuevo Herald, me hace pensar en que esto no lo debería plantear la iglesia, aunque sinceramente son los únicos que se atreven a hacerlo estando dentro; es hora de que el gobierno acabe ya con esa farsa de que puede mantenernos y que todas las políticas que lleva a cabo son por nuestro bien y nos lleva hacia el desarrollo. Estamos más que atrasados en todo, ya no somos ni la potencia médica de la que se hablaba hace mucho años, de echo creo que nunca lo hemos sido, ahora todos nuestro médicos están locos por salir, no porque se sientan patriotas y porque quieran ayudar, que puede que también lo quieran, pero todo su afán por salir es ganar dinero para mejorar su situación económica y la de sus familia, porque a la corta o a la larga es la única solución que tienen....dejemos de una vez de pensar que "Dios aprieta pero no ahoga", porque hoy, ya se han ahogado unos cuantos.

martes, 20 de julio de 2010

¡Mundo Real!

















Comienzo el día con algo de sueño, para variar, tengo que levantarme para ir al trabajo…porque tendré que ganar dinero para comer...digo yo!
El autobús no se retrasa y por supuesto lo pierdo, cuando llego a la parada veo el siguiente, que sube por la avenida, pero aún tardará como 7 minutos, por lo que llegaré tarde otra vez a trabajar.
El día es perfecto, no llueve y la temperatura es ideal ha subido bastante, con una chaquetilla voy genial.
Comienzo a leer el libro que llevo en el bolso “El príncipe de la niebla", pero ahora mismo no me apetece, faltaría más!.¿ Niebla?, que me quedo dormida aquí mismo y voy hasta la última parada; lo cierro, enciendo el Ipod y creo que ahora sí encontré que hacer hasta llegar al trabajo… suena una canción de Mana; pero necesito algo que me despierte, que desperece mi cuerpo aunque vaya moviendo la cabeza como una loca y la gente me mire con cara rara -ya está- “All Summer Long” por Kid Rock, ja, cuanto daría por estar ahora en esa lancha con buen tiempo, solecito, bebiendo algo refrescante como en el video de la canción; recordado los veranos en mi tierra, como Kid los suyos al norte de Míchigan.
De repente me doy cuenta que he pasado mi parada. Llegaré más tarde aún, si cabe, a trabajar.
Entro en el ascensor, pulso el número de mi piso (4) y apago la música…. He llegado a la tierra…

viernes, 16 de julio de 2010

Vacaciones



El día 7/02/08,Ofelia escribió:


Por qué no escuche a mis amigos cuando me dijeron que sucumbiría a sus embrujos?. – ¡que embrujo, ni embrujo-¡ Respondí! – ni que fuera alguien que ha vuelto del más allá-. Ahora me doy cuenta de lo real de sus advertencias, pero ya es tarde.
Tarde?.... demasiado tarde, diría yo; ahora estoy ardiendo, como me habían dicho. El primer día de mi llegada a esta tierra caribeña estaba eufórica, pero ya caía la noche y el jetlag me pasaba factura, por lo que decidí quedarme en mi habitación y recuperar algo de sueño para disfrutar a la mañana siguiente de lo que serían mis vacaciones soñadas.
El amanecer me sorprendió antes de lo previsto por el cambio horario, pero por lo menos mi cuerpo estaba relajado y listo para disfrutar. Tan pronto salí del hotel, le vi. Estaba un poco lejos y no llamó mi atención en ese momento, además, yo quería disfrutar y no entraba en mis planes hacerlo con nadie, el desayuno era mi prioridad en estos momentos.
A las diez de la mañana, ya estaba lista para disfrutar del mar y leer mi libro, que era mi plan favorito para las vacaciones, me encontré con él nuevamente en la playa porque según supe era asiduo casi todo el año, esta vez estaba más cerca y sentí al instante como me calentaba solo con su proximidad, me tumbé en la silla que tenía a mi lado, preparada para pasar un día divino.
A la media hora ya no pude más; él se había acercado tanto que no había entre los dos ni un solo centímetro de distancia, me dejé llevar y todo fue como me habían contado, pasé un día maravilloso el más cálido de mi vida, o mejor dicho el más caliente; pero a pesar de nuestro idilio llego la tarde , él se fue sin decirme a donde aunque yo lo imaginé y así terminó mi día ¡y terminó de mala manera, pobre de mí , idiota y novata.
Ahora son las 9 de la noche y estoy aquí en esta cama de hospital renegando de la hora en que deje que él se me acercara, soy idiota, este " Sol de Mierda", que si el sol del Caribe era muy cálido, que si el sol del Caribe te invita a tumbarte debajo suyo y disfrutar.... Mierda y más mierda, ese famoso sol me tiene ahora aquí con una insolación del carajo y sí caliente, pero de la fiebre que tengo.

martes, 6 de julio de 2010

Ilusiones rotas

Foto tomada de la red
Hoy he sentido decepción, rabia y tristeza, se jugaba el pase a la final del mundial de fútbol un equipo que no me gustaba, pero era latino, el único que nos quedaba; la última esperanza; perdida.
Es verdad, yo le voy a España, pero hoy, mi favorita era Uruguay.
Lamentablemente no pudimos llegar, el fútbol es así y no lo entendemos muchas veces, como tampoco entendemos como se quedaron por el camino equipos tan buenos como Brasil, Argentina y por que no, Ghana!.
Lo que nos queda muchas veces como consuelo, es, que en todas las batallas hay un vencedor y un vencido, y también nos queda el saber que hemos peleado bien; como Uruguay, que salió combativo, peleó bien pero que no tenía a jugadores tan buenos como algunos internacionales Holandeses.
Aún así tuvimos una luz de esperanza en los minutos de descuento, mucha emoción y buenos intentos, pero al final.......no sirvió de mucho o peor, de nada. Latinoamérica, queda fuera!!!

Mente y Corazón

Ellos me guían en cada paso que doy, no van de la mano, ni siquiera se conocen pero me sirven de guía en el camino como faro entre rocas en noche de tormenta.
Uno es caliente, galopante, imparable y retozón.

La otra, sensible, cariñosa, fría en muy pocas ocasiones, pero clara como tarde después de tormenta tropical.
Uno me marca el rumbo por donde quiero ir y el otro por donde debo, no siempre hago caso, muchas veces no se ni quien es el que fija la dirección, solo sé que al final los dos se ponen de acuerdo como jugadores de un mismo equipo y me empujan hacia donde estás.
Por eso, siempre regreso a ti, porque ambos están confabulados; no hay nada que pueda hacer el universo cambiante para que tome otro rumbo, regreso a ti como mariposa que busca una flor para libar, porque al final te encuentro ahí, en lo más profundo de mi ser, de mis pensamientos y de mi vida, de mi mente y mi corazón.

martes, 29 de junio de 2010

Encontrarte

A veces, reencontrarte con personas que dejaste de ver hace mucho tiempo no significa nada y otras veces significa mucho, o algo más que nada .
Las redes sociales que existen actualmente te dan esa oportunidad que no siempre es bienvenida. Como pasa en la vida cotidiana tienes que interactuar en ocasiones, con algunos individuos con los que no querrías hacerlo y que, hasta dejarlos de ver resultaría un alivio...
Encontrarte aquí, ha sido una sorpresa, grata por cierto o mejor dicho que me encontraras tú. Hace tantísimos años que no sabía de tu vida y a pesar de que nuestra amistad no fue muy estrecha antaño, ahora parece que ha adquirido otro matiz. No la de amigos de toda la vida, porque nunca lo fuimos, pero si tiene un gusto rico, sabe bien y se siente mejor.
Encuentro raras nuestras conversaciones porque no llego a entender como llegamos a este punto en el que no decimos nada y decimos muchas cosas, es una sensación extraña, pero con cuerpo, como el buen vino.
Yo creo que digo más, tú, te limitas a preguntar pero yo hablo sin parar, de las cosas, de la vida, del pasado; del mío, porque el tuyo no lo tengo claro; soy sutil en el lenguaje pero obtengo información de la buena. Información que me das muchas veces sin llegar a darte cuenta.
Me gusta, disfruto esto, me divierte y tengo la sensación de que a ti también. Me deja un gusto sabroso al terminar, no se si ocurrirá lo mismo del otro lado y tampoco sé cual será el final de esta carretera....que comenzó un día en la red; tal vez ni lo tenga y el camino esté sin terminar, como muchas otras cosas en la vida, pero de momento aquí estoy haciendo esto sin saber porque, sin esperar nada, sin soñar....

miércoles, 23 de junio de 2010

No todo está perdido


Una de mis escritoras favoritas, en la treintena ha sido una Irlandesa especialista en el género Chick lit, que trata temas actuales de mujeres jóvenes más o menos de mi edad, siempre con nuestro punto de vista y tintes bastante alegres.
Comencé a leer sus libros cuando, llegada este país, tuve una pequeña época de tristeza; porque no puede llamarse depresión, me parece una palabra demasiado fuerte y que recoge vivencias demasiado duras; por las que no creo haber pasado, por suerte.
La conocí por casualidad una tarde en que me fui a La Casa del Libro que tengo cerca de casa. Para los que no sepan que es este sitio, como siempre digo yo; es un sitio de pecado. Le di ese nombre porque es imposible que pase por su lado y no entre a comprarme varios de ellos, no uno, ni dos.
Poseo una característica peculiar a la hora de escoger un libros, me encanta perderme entre los largos pasillos de las librerías y repasar por horas portada, contraportada y sinopsis y si cuento con el tiempo necesario leo varias páginas. El primero que leí de ella fue “Claire se queda sola”, me llamó la atención la chica sentada en una silla, así sin más y luego mi esposo me comentó que era una lectura muy amena y que me relajaría mucho y me haría reír.
Allí estaba yo leyendo este libro y a medida que avanzaba me veía muy reflejada en las vivencias de su personaje principal, sin embarazo incluido. La familia de la chica excepcional, sus hermanas, Las Walsh, que han ido apareciendo a medida que avanzamos en la literatura de la autora y todo un mundo de tristezas que está enfocado para hacerte reír y reflexionar.
Marian, ese es su nombre, Marian Keyes; nunca pensó que llegaría hasta aquí, después de su frustración por no conseguir estudiar la carrera que ansiaba, pasando por muchas épocas de depresión realizando trabajos que no le gustaban y al tiempo que la empujaban a hacerse compañía con el alcohol. Como ella misma dice se considera escritora por accidente, porque antes de escribir novelas no pasaba de relatos y hasta tuvo que ser ingresada en una clínica para toxicómanos.
En esta excepcional escritora se demuestra que no todo está perdido, que podemos darle la vuelta al camino que alguien nos trazó, que podemos hacerlo por nosotros mismo. Que podemos ser buenos, muy buenos en algo si nos lo proponemos y que no importa donde hayamos nacido ni lo que seamos hasta ese momento. Solo hace falta poner empeño y querer algo con todas nuestras fuerzas y sobre todo saber que no todo está perdido.
Esta es la clave de su éxito, de los miles de libros que ha vendido y con los que nos sigue deleitando a sus fans.
Gracias Mariam, porque en épocas tristes me hiciste sonreír y porque me sigues acompañando también en los buenos tiempos.

miércoles, 16 de junio de 2010

Nostalgia

Hoy he despertado, con nostalgia de mi pueblo, con nostalgia de mi gente, con nostalgia de mi Cuba; estos días en mi Veguitas querida, te hacía estar encerrado en casa por el fango que se pegaba en los zapatos, pero era lindo ver caer la lluvia.
Disfrutaba de mis hermanos jugando a hacer tonterías, (de pequeña)y más mayor limpiabamos la casa entre mi hermana y yo con la música puesta a toda mecha y bailando entre medias con mi padre algún trozo de canción que nos gustara. Luego nos sentabamos todos a comer, arroz con pollo y platanito maduro frito...esta vida tan simple...tan rica...tan lejana.

Una parte de mi!


Añadir leyenda

Cuando tuve contacto contigo por primera vez, no te veía; yo en realidad no sabía que eras. Sentí algo cálido en mi cara pero ni siquiera sabía que eso era un beso, ni que era aquello que hacías con mis manos, ni que eran esas cosas grandes color café que tenía delante mía todo el tiempo desde el amanecer.
Tú siempre estuviste allí, las fotos me lo demuestran porque para mi todo era nuevo, extraño, frío y también cálido la mayoría del tiempo.
Cuando cumplí un añito, aunque no lo recuerdo, ya te veía de otra forma y supongo, por las anécdotas familiares, que era así porque dicen que siempre quería estar contigo y todavía no sabia ni tu nombre. Ya con tres era otra cosa, pero tu ya no querías estar tanto conmigo porque eras mayor y te aburría, siempre que tus amigas estaban cerca.
Así eras tu, mi hermana; a la que quiero más que a mi vida, con la que he recuperado ese tiempo perdido en la niñez.
Ahora lo he vuelto a perder, estás lejos otra vez, pero ahora sé quien eres, siento el calor, no el de tus manitas cuando intentabas cargarme siendo yo un bebé, sino el que guardo en mi pecho de tus abrazos y de todas la veces que dijiste te quiero al despedirnos.
Se que estas muy cerca, porque estás en mi pensamiento y en mis buenos deseos del día al levantarme, acabo de comprender que nunca estarás lejos como yo te sentía de pequeña, porque eres parte de mí.
Miércoles 16 de Junio del 2010 22:10h

Amigas


Hace ya una temporadilla, cortita, tampoco es que haya pasado mucho tiempo...que no salía a bailar con mi amiga Carol y me lo pasaba tannn bien. Extrañaba estas salidas nuestras de risas, confidencias, juerga (sin tragos, porque la dieta obliga en mi caso). Hemos medio bailado, en el coche jejeje con la música a todo dar, como en los viejos tiempos y luego en la disco...rodeada de cuerpos de muy buen ver porque era la fiesta de un gimnasio.....en fin noche de chicas, de amigas, simplemente perfecta.

Lluvia

Foto tomada de la red.
Nada como el recuerdo de la lluvia en mi niñez, esa lluvia no es igual a ninguna que haya visto desde entonces en mi corta, media vida. Esa lluvia olía a tierra, a humedad, a mango maduro en primavera y también al café con leche y tostones que nos hacía mi abuela cuando terminábamos de bañarnos en el patio de la casa. Una de las cosas que más disfruto, entre muchas otras, es ver llover...los recuerdos son tantos con lluvia, la de libros que me he leído con ella de fondo, las canciones que canté en mi adolescencia con mi hermana porque no podíamos encender la radio o la tv por miedo a los truenos y relámpagos, las noches sin luz eléctrica en el pueblo en la que solo escuchábamos la lluvia golpeando sobre el techo porque hasta los bichos del jardín estaban cobijados en alguna otra parte huyendo de ella. Ahora la lluvia es diferente, ni mejor, ni peor, sabe distinta, huele a ciudad, no viene sola porque la acompaña el ruido de los coches pasando por la avenida, las pisadas de los vecinos de arriba, el sonido de las tazas entrando por la puerta cuando mi esposo me trae un café a la cama donde estamos leyendo; su olor cuando se inclina y me besa. 
Esta nueva lluvia me gusta, es húmeda como la anterior pero la humedad es profunda y tiene otro sabor, a ti, y a mis recuerdos. Creo, al final, que es lluvia enriquecida, con otros ingredientes, los que le agrega todo lo que has vivido y también con nostalgia. Bendita lluvia en los años que están por venir….te disfrutaré donde quiera que esté.