domingo, 13 de noviembre de 2011

Puente

Temprano, se dejo llevar por las ganas de salir. Arrastró su cuerpo fuera de una cama tibia que no guardaba nada más que el sudor de la noche y de un sueño que llegaba a trozos.
Un parque lleno, solo.
Un puente que alguien quemó. Tenía miedo de caminar en la oscuridad y prefirió deshacerse del único camino...

3 comentarios:

  1. mi niña, y quién le ha bombardeado el puente?

    ResponderEliminar
  2. Siempre hay alguien que prefiere quemar un puente y luego decir que no se podía pasar. O no?

    ResponderEliminar